Crespo– El viernes 6 de octubre será inaugurado el Núcleo de Innovación y Desarrollo de Oportunidades (NIDO) del Plan Nacional de Hábitat, en Barrio Norte, con una inversión de 24 millones de pesos. Será una jornada de puertas abiertas desde las 16:00 hasta las 19:00 donde el público podrá disfrutar de un festival donde actuará el Coro Municipal del Centenario y la Escuela de Música “Don Ramón Avero”, y tendrá la oportunidad de sorprenderse con una extensa propuesta cultural, de innovación tecnológica, de emprendedurismo, capacitación, sustentabilidad medio ambiental  y de atención de la salud. Pero además, se podrá ver las instalaciones donde a partir de 2018 funcionará una nueva  guardería municipal. En medio de toda esa actividad, está previsto un sencillo acto inaugural y al finalizar, promocionando la Fiesta Nacional de la Avicultura, habrá una demostración y degustación de pollo al disco.

Conjuntamente habrá una exhibición de la escuela barrial deportiva, cuyos docentes compartirán la experiencia vivida junto a los chicos en seis meses de trabajo, desarrollados en el Playón deportivo.

En declaraciones a Paralelo 32, el intendente Darío Schneider adelantó que será una jornada para recorrer el edificio y apreciar una muestra de lo que realmente sucederá en el NIDO. “Habrá pequeños stands donde se explicarán todas las actividades a desarrollar durante el año, algunas ya pusimos en marcha porque era una exigencia del Programa avanzar en la parte edilicia pero también encaminar las actividades del módulo humano”.  Recordó que a tal fin se alquiló un local en calle Conscripto Jacob, donde se fueron desarrollando algunas actividades que ahora se mudan al edificio de calle Mendoza.

“Esa es una parte, pero asimismo vamos a incorporar cosas nuevas porque el edificio es grande y la exigencia del gobierno nacional es que tenga vida. En eso –manifestó Schneider- nos hemos desvivido en explicarles que lo garantizamos porque ya tenemos la experiencia del Centro Comunitario hace 30 años y conocemos el poder transformador que tuvo en el sur de la ciudad y entendemos que este edificio tendrá  la misma característica transformadora en el sector norte”.

Un lugar escondido

El intendente siente satisfacción de haber preponderado un lugar escondido dentro de la ciudad. “Fue absolutamente necesario, indispensable el aporte de la Nación, de otra manera no lo hubiéramos podido hacer, son 24 millones de pesos puestos en ese lugar, en cordones cuneta, afirmado de calles, veredas, iluminación nueva, parquización, juegos. Se han conectado todas las sendas peatonales al Lago lo cual lo incorpora de alguna manera al resto de la ciudad, más allá de la barrera de unos lotes privados de importantes dimensiones que por lo pronto nos impiden abrir calles paralelas al arroyo”.

“Por otro lado –describió- estamos asfaltando calle Gualeguaychú, para llegar con pavimento a la puerta del Nido. A partir de allí vamos a tener una obra muy importante en ese sector de la ciudad, un bulevar y muchas cosas no contempladas en el presupuesto de 24 millones, que nuestra gestión decidió realizar porque sabemos que son necesarias y le da una buena terminación a todo el proyecto”.

¿Qué albergará el Nido?

En el edificio Nido funcionará toda la propuesta de desarrollo humano que se inició previamente, involucrando a la población en el proyecto: talleres artísticos, de apoyo escolar, de embarazo lactancia y familia, clases de gimnasia pre parto, costura fácil, de electricidad y albañilería.

Pero también se albergará el proyecto de emprendedurismo con Empretec, y las capacitaciones de Ciudades para Emprender del Ministerio de Producción. “Son proyectos importantes con capacitaciones para los emprendedores. Largamos nuestro registro de emprendedores, tenemos más de 200 de distintas categorías. La idea es que a través de diferentes programas desarrollemos las capacitaciones en este espacio” -explicó el intendente.

Luego detalló otras aristas:

  • Sustentabilidad a través de las buenas prácticas en materia de separación de residuos.
  • Desarrollo de una Huerta Agroecológica por la que se firmó un convenio de colaboración con el Inta.
  • Jardín Maternal a partir de 2018. “Recibimos por otros programas el equipamiento completo para iniciar el año próximo con salas de 2 y 3 años” -aseguró.
  • Sala de Salud. “Será en homenaje al Dr. Goldemberg, que ha sido el pediatra de prácticamente todos y ha tenido una importante trayectoria dentro de la ciudad, no solo desde lo profesional, sino también desde lo humano”, calificó el intendente. Se presentará el Programa Progresar de prácticas saludables: menor consumo de sal, libre de humo y actividad física. “Es un proyecto transversal a la gestión municipal porque todas las áreas recalan allí y pueden gestionar con la comunidad desde ese lugar; además de la parte de infraestructura que nos deja”.
  • Taller de cocina. El edificio cuenta con una cocina equipada para cumplir funciones vinculadas al Jardín Maternal, pero además se destinará a un taller de elaboración de meriendas saludables.
  • Innovación tecnológica. Desarrollo en vivo de un Taller de impresión 3D. “Vimos la experiencia de Viale, dando capacitaciones para el manejo en diseños y desarrollo de impresiones en tecnología 3D y decidimos firmar un convenio. Nos ofrecen la capacitación de un día, en el primer módulo, y con eso adquirimos la impresora 3D. Más adelante se desarrollará una capacitación de mayor tiempo para jóvenes entre 16 y 20 años de secundaria.

El NIDO en números

La concreción del proyecto NIDO, reflejada en números, implica:

  • 103 columnas de alumbrado LED en espacios verdes
  • 54 columnas de alumbrado público LED
  • 37 mejoramientos habitacionales
  • 2.775 metros lineales de vereda
  • 1.510 metros lineales de cordón cuneta (equivalente a 8 cuadras)
  • 7 badenes
  • 750m2 del Edificio NIDO
  • 863,70 m2 de Playón deportivo
  • 300 árboles autóctonos

Homenaje al Dr. Adolfo Goldemberg

El edificio Nido rendirá homenaje al Dr. Adolfo Goldemberg, reconocido pediatra fallecido en nuestra ciudad el 15 de enero de 2011. El Dr. Goldemberg había nacido en Rosario el 6 de enero de 1937 en el seno de una humilde familia judía de inmigrantes rusos, trasladándose luego a Concepción del Uruguay (E. Ríos). Estudió medicina en la Universidad de Córdoba donde se graduó el 23 de abril de 1962. Al año siguiente se casó con Sara Lifschitz y se radicó en Crespo, habitando una vivienda de calle 25 de Mayo, donde actualmente funciona el Centro de Traumatología de la Clínica Parque. En el mismo lugar donde vivía funcionó su consultorio, hasta que tiempo más tarde se mudó a su domicilio definitivo de Avda. Belgrano 1580, donde actualmente vive su esposa. Allí continuó su trabajo comprometido con los pacientes, sin tener en cuenta sus condiciones personales. No sólo era su médico, sino también su psicólogo y amigo.

Se perfeccionó durante cuatro décadas y no solo trabajó en su consultorio privado sino también en el dispensario de Aldea San Rafael, para la Compañía de Municiones 121 y la firma Sagemüller, por lo que se capacitó en medicina laboral.

Fue una persona muy austera, solidaria, dedicada a la atención de sus pacientes y  quienes lo necesitaran de urgencia, disfrutaba de los viajes con amigos, de la buena mesa y de su biblioteca.

Dejar respuesta